¿Por qué “crujen” las articulaciones?

caderas

“Doctor, cada vez que le voy a cambiar los pañales a mi bebé siento cómo le crujen los huesos. ¿A qué es debido? ¿Será que tiene algún problema en las articulaciones?”

Esta situación me la planteáis con cierta frecuencia en los primeros meses de vida de vuestro bebé.

Aclararé el tema, respondiendo precisamente a las preguntas que me hacéis habitualmente:

¿A qué se debe ese ruido?

Dentro de las articulaciones existe un líquido llamado líquido sinovial cuya función principal es “lubricar” la articulación para que los cartílagos deslicen muy suavemente y no se desgasten (como el aceite que llevan las maquinarias en los engranajes).

Pues bien, ante determinados movimientos forzando la flexión o extensión de una articulación, se fuerza el vacio y se produce una burbuja a partir del nitrógeno disuelto en el líquido sinovial. Estas burbujas son las que producen el ruido. Por eso, debe pasar un rato antes de poder provocar de nuevo el chasquido.

Cuanto más flexibles o elásticos son los ligamentos de una persona más fácil es forzar el vacío de la articulación.

Los bebés, como son extremadamente flexibles, pueden producir chasquidos con frecuencia en sus articulaciones.

Las articulaciones donde es más fácil sentir estos chasquidos son las más grandes (rodillas, tobillos, caderas,…). 

¿Si le crujen las caderas a un bebé significa que tiene un problema en las mismas?

En realidad, como hemos visto, estos crujidos de las articulaciones no significan ni más ni menos que una persona es muy flexible o que fuerza mucho la flexión o extensión de una articulación.

El problema, y de donde surge nuevamente otro falso mito, es que en los recién nacidos presentan, a veces, un problema llamado displasia de caderas. Cuando los pediatras exploramos las caderas de estos niños notamos un click (yo diría más bien un clock) y por eso muchas familias relacionan los chasquidos de las articulaciones con los click detectados por los pediatras (“es que a mi sobrino el pediatra le detectó un click en la cadera y le tuvieron que poner un arnés durante unos meses…”)

La displasia de caderas consiste básicamente en que el hueco donde se aloja la cabeza del fémur, la propia cabeza del fémur o ambos no se ha desarrollado adecuadamente y la articulación “se sale”. Este problema sí debe ser tratado con un arnés especial porque si no el niño no podrá andar adecuadamente. Si el pediatra lo sospecha pedirá uan ecografía, si el niño es menor de 6 meses, o una radiografía de caderas, si el niño es mayor de 6 meses.

¿Cuándo debemos preocuparme ante los chasquidos de las articulaciones?

Hemos visto, en general, que los chasquidos de las articulaciones no tienen importancia. Debemos consultar al médico si se producen siempre en la misma articulación y, sobre todo, si además del chasquido tenemos limitación en la movilidad de la articulación o se produce dolor al movilizarla.

 

Comparte esta información si consideras que puede ser útil para otras familias.

2 comentarios sobre “¿Por qué “crujen” las articulaciones?”

Deja tu comentario