La prueba del talón.

Muchas son las dudas que invaden a los padres, sobre todo a “los primerizos”, para los que todo es nuevo, respecto al cuidado de sus bebés.

Una de las preguntas que se hacen estos padres son:

“¿Qué seguimiento médico debe tener ahora mi hijo?”

Tras el nacimiento los controles que necesita un bebé son:

  • La prueba del talón.
  • La detección de sordera (otoemisiones acústicas).
  • La primera revisión con el pediatra.

En otra entrada desarrollaré el tema de las otoemisiones acústicas y de la primera revisión con el pediatra: ¿para qué sirven?, ¿en qué consisten?, ¿cuándo es conveniente realizarlas?,…

 

En el post de hoy aclararé el tema de la prueba del talón:

¿En qué consiste la prueba del talón?

La prueba del talón es un análisis de sangre que se realiza a todos los recién nacidos para detectar precozmente determinadas enfermedades endocrino-metabólicas y así poder tratarlas precozmente.

¿Por qué se hace en el talón?

Simplemente, por sencillez. El talón es un lugar del cuerpo en el que con un simple pinchazo es fácil conseguir unas gotas de sangre, que son suficientes para esta prueba.

Si por otro motivo el bebé necesitase una analítica (por ejemplo para medir la bilirrubina) y la enfermera le pinchase en una vena, esa misma sangre serviría, por supuesto, para hacer la prueba del talón.

Estas gotas de sangre se recogen en una ficha especial. Es muy importante que los datos de filiación (dirección y teléfono) estén bien rellenos porque ahí es donde se informarán los resultados.

¿Cuándo debe realizarse la prueba del talón?

Debe realizarse entre el tercer y quinto día de vida del bebé, una vez que ya haya tomado alimento.

En algunas circunstancias especiales como son los recién nacidos prematuros, los de bajo peso al nacer y los gemelares conviene repetir la prueba a los 15 dias de vida.

¿Qué tipo de enfermedades detecta?

Se buscan las enfermedades endocrino-metabólicas más frecuentes y para las que hay un tratamiento que, si se aplica de forma precoz, mejore considerablemente el pronóstico.

Estas enfermedades son:

  • Hipotiroidismo.
  • Fenilcetonuria.
  • MCADD (Deficiencia de acil-CoA deshidrogenasa de cadena media).
  • LCHADD (Deficiencia de 3-hidroxiacil-CoA deshidrogenasa de cadena larga).
  • Acidemia glutárica tipo 1.
  • Fibrosis quística.
  • Anemia de células falciformes.
  • Hiperplasia suprarrenal congénita.
  • Déficit de biotinidasa.

En algunas comunidades autónomas, entre ellas Andalucía, a través de lo que se llama el tándem masa se pueden detectar hasta 21 enfermedades.

 

¿Y si mi hijo no se hace la prueba del talón?

El problema es que si es portador de algunas de las enfermedades antes mencionadas no se detectará hasta que el niño presente síntomas y en ese caso el pronóstico será mucho peor ya que en muchas de ellas, sin el tratamiento adecuado, pueden provocar retraso mental o afectar a órganos vitales como el hígado, los riñones, los pulmones o el corazón.

En el caso de detectarse precozmente, con una dieta o un tratamiento adecuado, se puede mejorar el pronóstico. 

¿Cuándo y cómo se conocen los resultados?

  • Si los resultados son normales: recibirá una carta, a nombre de la madre, entre los 20 y 30 días después de la prueba.
  • Si los resultados no están dentro de los límites normales: se le llamará a los números de teléfonos que se dejaron en la ficha. Esto no significa que el bebé tenga la enfermedad sino que necesita otras pruebas para confirmar o descartar la enfermedad.
  • Si las muestras no son válidas: se les llamará por teléfono o se le informará por carta, para repetirlas.

¿Qué puedo hacer si, pasado ese tiempo, no he recibido los resultados?

Si pasado un mes tras la prueba no ha recibido los resultados puede llamar al teléfono de SALUD RESPONDE (902 50 50 60) para que le informen de los resultados. Es importante en este caso que conserve el resguardo que le darán tras la realización de la prueba para poder identificar la muestra.

 

Si consideras útil esta información, compártela.

4 comentarios sobre “La prueba del talón.”

  1. Muy buena información, pero muchas veces el médico está o se sitúa en un plano muy diferente al pasiente o familiares. Creo que hay que ponerse o intentarlo al menos en la otra parte de la mesa, se ha mejorado mucho y es una verdadera alegría cuando te toca un profesional que intenta comprenderte.

Deja tu comentario